5 secretos para reducir el estrés en un viaje ejecutivo

Quienes dijeron que viajar es un placer estaban en lo cierto. Sin embargo, algunos viajes pueden ser un poco menos placenteros que otros, especialmente cuando no sabes planificarlo de manera idónea.

1.- Crea un itinerario que limite el estrés

Antes de viajar, asegúrate de tener alguien que te recoja y te lleve al hotel y una habitación en un hotel que se adecue a tus necesidades.

Tu hotel debe apuntar a una ubicación, servicios y comodidades especiales según tus objetivos, además de tratar de tener todo empacado el día anterior.

Si tienes cubiertos los aspectos básicos de tu viaje y sabes qué es lo que tienes que hacer cada día te será más fácil escribir una lista con el plan completo e ir tachando cada actividad que realices.

Esto asegurará la satisfacción de saber que estás teniendo un viaje productivo.

2.- Prepárate organizando todo

Haz una lista de todo lo que necesitas para tu viaje (incluyendo tus materiales de trabajo) y lleva siempre una batería de teléfono extra.

Puede ser probable que la mayor parte del día tengas que movilizarte de un lugar a otro.

Pregunta al hotel en el que te vas a quedar si cuentan con Wi-Fi dentro de la habitación o en la sala de conferencias, de esta manera tomas precauciones para el nivel de señal.

Si tienes archivos en la nube o en un drive, es mejor siempre llevar un USB con todo el material, pues el internet puede fallar a veces o no ser tan rápido como esperabas.

3.- Optimiza tus tiempos

Antes de viajar ten claro qué es lo que puedes ir avanzando para que no te encuentres con un montón de trabajo pendiente al regresar.

Organizar tus tiempos e ir avanzando algunas cosas camino al destino al que tienes que llegar será una forma óptima de aprovechar ese tiempo “perdido”.

4.- Prevee sucesos inesperados

Los sucesos inesperados suceden siempre, especialmente cuando estás lejos de tu lugar habitual.

Por eso, si asumes la probabilidad de que suceda algo fuera del cronograma y tienes un plan de contingencias, estarás más tranquilo durante el viaje.

5.- Encuentra una actividad para ejercitarte

Encontrar tiempo para hacer ejercicio cuando viajas por trabajo no es tan fácil.

Sin embargo el resultado de tomarte una parte del día para liberar endorfinas es fundamental para reducir el estrés.

Puedes hacer ejercicio funcional en tu cuarto del hotel, trotar o jugar un partido de fútbol con tus colegas.

Intenta sacar siempre lo positivo a tus viajes laborales: puedes conocer destinos y culturas nuevas.

Y recuerda tomarte un poco de tiempo en el día para ti mismo: nadie trabaja 24 horas al día.

Continúa viajando en Linea y aprovecha nuestros horarios y servicios exclusivos para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s